Construcción reticular de imágenes. objetos, espacios y palabras aleatorias

Facebook Blog Youtube Vimeo Flickr RSS Instagram
MAN STORE
MAN STORE
Superficie : 168 m2

Cliente Loreak
Diseño y Dirección de obra : Pensando en blanco
Dirección de arte Loreak: Pensando en blanco
© photos : Iker Basterretxea



La nueva tienda de Loreak mantiene su ubicación en la calle Hernani 19, pero se centra en ropa exclusivamente para hombre.

Esta tienda consta de 160 metros cuadrados y a diferencia de la tienda de mujer se compone de una sola planta. El tratamiento de las paredes se ha realizado de la misma manera y con el mismo material que en la tienda de mujer, es un acabado rugoso que compite con el acabado liso del pavimento continuo de color azul Klein. Este color inunda todo el espacio aportando frescor y vitalidad.

El mobiliario realizado con materiales como el mármol local de Markina, la madera y la cerámica siguen una línea de estructuras simples. Las piezas a modo de módulos se han hecho a medida, de manera muy artesana jugando un papel importante en la disposición del mobiliario, cubos macizos de cedro, conos de cerámica. Su movilidad permite una modulación del espacio, generando nuevos recorridos y disposición de las colecciones de ropa. De esta manera, el espacio se vuelve dinámico en un constante movimiento y transformación, buscando lo inesperado a los ojos del cliente.

El escaparate se presenta como un gran ambiente de la tienda, alberga los primeros 18 m2. Una zona diáfana donde es difícil saber el limite, ya que interviene con el resto de la tienda. La pared de casi 5 metros de largo, alberga 6 módulos amagados en su parte inferior,que se disponen libremente para dar forma a diferentes modulaciones del espacio. Cada cambio de escaparate se disponen de manera diferente; modificando completamente este espacio.

La segunda parte de la tienda consta de una zona acotada a partir de vidrios azules a modo de mamparas que se presentan con carácter. El juego de transparencias azules aporta plasticidad a esta zona y permite distribuir la colección de manera diferente al resto de la tienda.

En la zona más alejada de la entrada se abre un espacio donde se ubican baldas de obra con iluminación led lineal sobre perfil empotrado que dan al producto expuesto un tratamiento especial. En este espacio se disponen diferentes módulos que aportan un juego de volúmenes, texturas y colores que ensalzan los artículos mostrados.

El espacio donde se sitúan los probadores se ha delimitado mediante la colocación de algunos burros, además, el tratamiento del pavimento es diferente al resto, en esta ocasión se ha optado por colocar moqueta. Todo esto hace que se cree una zona recogida para que el cliente pueda sentirse confortable.
Imagen de MAN STORE
Imagen de MAN STORE
Imagen de MAN STORE
Imagen de MAN STORE
Imagen de MAN STORE
Imagen de MAN STORE
Imagen de MAN STORE
Imagen de MAN STORE
Imagen de MAN STORE
Imagen de MAN STORE